sicak sohbet hatti ucuz sohbet hatti sex hatti ucuz sohbet hatti XNXX

Peripecias campistas de dos argentinos en áfrica

Esta es una discusin para el tema Peripecias campistas de dos argentinos en áfrica en el foro Anécdotas, experiencias y relatos de viajes realizados, bajo la categora Sobre viajes y viajeros; ...
Pgina:


  1. #1
    jan
    Forista Distinguido
    2,169

    Peripecias campistas de dos argentinos en áfrica

    ¡Qué menuda experiencia! Bien vale una lectura tranquila. Me llegó a mi Facebook y pronto haremos una nota con estos jóvenes (Blas y None) que nos entregan este post a las apuradas, con poca señal, sin tiempo para pulir pero muy interesante – El tema que exponen es interesante para los campistas, ya que supongo que la mayor*a no conoc*a como pod*a ser en África.
    Un saludo campista; Jan


    LA AVENTURA DE HACER CAMPING POR NAMIBIA Y BOTSWANA! (PRECIOS, ANÉCDOTASS Y NUEVAS OPCIONES)
    Como muchos de ustedes saben nosotros solemos utilizar couchsurfing para alojarnos gratis o solemos dormir donde nos invitan, pero un gran problema que tiene Namibia tanto como Botswana es que no hay mucha gente as* que no suelen hospedarnos, aunque hemos tenido la suerte de que en Windhoek nos hospedaron un chico de Sudafrica y un chico de Nigeria. As* que sin hospedaje y sin mucho dinero..... volvimos al camping!
    Nuestra primera experiencia fue en el Fish River, cañon donde Blas se hab*a olvidado de sacar plata del cajero as* que estabamos con la plata justa para pagar la nafta, de casualidad encontramos un camping donde pod*amos pagar con tarjeta y salia cada uno algo de 70 pesos.... si 70 pesos!!!! la verdad es que era lindo y ahi tuvimos nuestra primera noche en carpa después de mucho tiempo, pero vaya sorpresa que nos esperaba a la vuelta del paseo: nuestra carpa estaba colgada en un árbol! si señores, el viento del desierto es sumamente fuerte y nos arrancó hasta las estacas!
    Luego nos fuimos a Luderitz donde encontramos una ganga de casona donde estar, luego dormimos en un colegio, luego en el único hostel de un pueblo super chiquito llamado Maltahohe, seguimos ruta hasta Swakpmund y decidimos hacer un stop por unos d*as en una cama en un hostel super barato..... no se imaginan la cantidad de veces que nos bañamos y la cantidad de carne que comimos esos d*as al tener una cocina!
    luego nos fuimos Palmwag donde el camping parec*a que era de oro salia 90 pesos! y olvidate de tomarte un cafe: podr*as dejar el riñón como parte de pago en el bar! Eso es lo que pasa en Namibia, como es el unico en km y km a la redonda te fajan de lo lindo. Pero en Kamanjab la suerte nos sonrio y la manager no nos cobro y hasta nos dio internet gratis!
    Y de ahi nos dirigimos a Etosha National Park donde de verdad sentimos que era un robo a mano armada por no decir que nos hicieron el amor sin decirnos te quiero! Cuando entras al parque registran tu hora de entrada y tenes justo 24 horas por cada d*a de permiso que te sale unos 45 pesos, dormir en el camping te sale unos 120 pesos y ni cuentes la gasolina que vas a gastar en recorrerlo! Les cuento esta anécdota: nuestro permiso vencia a las 9 de la mañana y a la salida *bamos 2 horas tarde ya porque uno debe manejar a 30 km/h y debe manejar 120 km, cuestión que llegamos a la puerta y nos querian cobrar un tercer d*a...... Ah noooooooo con todo lo que me sacaron, quieren sacar más? Si me vas a cobrar vuelvo a entrar! y el hombre dice que no, y yo que s*, y tratando de explicarle al hombre matemarica y que si lo pagaba pod*a entrar igual, hasta que apareció una mujer y dijo son solo dos horas vayan chicos.... con sonrisa de oreja a oreja mire al hombre y lo salude con la manito!
    De ah*i nos fuimos a Oshakati en busca de una cama y nos encontramos que ca*mos en un hotel todo lleno de angoleños, eramos super mirados por ser los únicos blancos. Luego de Oshakati nos fuimos a Opuwo queriendo hacer un stop antes de Epupa! Opuwo realmente es chocante, el choque cultural es como un choque de frente: de repente te encontras a las himbas, a las hereros, a mil europeos en un lugar que de verdad es feo. Pero encontramos un para*so el camping en el Country Hotel, donde el camping saldria algo as* como 50 pesos y era un lugar super lindo, con una pileta y una vista soñada y le caimos muy bien al manager y nos cobró nada y nos invito coca colas y cafés. La sorpresa no grata es que nuestra carpa volvió a ser arrasada por los remolinos del desierto y volvio a aparecer en medio de la nada con todas nuestras cosas adentro, pero con Blas hicimos de cirujanos y ahora esta mejor.
    Nos despedimos y nos fuimos rumbo a Epupa donde el camping estaba justo en las cataratas salia algo asi de 60 pesos y lo horrible es que en el baño sólo hab*a cortinas asi que te enterabas de todo lo que el otro hacia y hasta podias ver cosas que no quer*as.
    Habiendo cumplido el objetivo de Epupa nos fuimos con una escala en Oshakati hasta Tsumeb donde volvimos a encontrar un hostel super barato y otra vez como Dios manda; nos pegamos una buena refregada con agua caliente pagando una habitación para los dos por 160 pesos.
    Nuestro siguiente destino ser*a Divundu, donde pagamos muy barato un camping muy lindo, pagamos algo asi de 40 pesos cada uno, los baños eran soñados, la vista divina, con parrila y hasta con terracita propia para ver las estrellas mientras uno toma un fernet. Antes de quedarnos en el Mobola preguntamos en el ngepi que de verdad eran unos ladrones: te cobraban 50 por persona, 50 por auto, y si usabas el pasto para poner la carpa te cobraban mas, es decir ellos pretendian que vos durmieras colgado de un árbol!
    Dejamos el Mobola camping para caer a armar la carpa en el parque de un hotel super cheto que nos cobro 60 pesos y se quedó sin agua en el baño, pero por suerte les use el hotel , ese dia fuimos super mimados por 3 sudafricanos que nos hicieron una comida casera, tengan en cuenta que ven*amos comiendo de latas y de olla hacia 2 semanas..... fue un manjar! Pero cuando le* en un cartel cuidado con los hipopótamos y los cocodrilos mi alegria se fue, y más al estar en la carpa y ver la silueta del hipo al lado nuestro..... De pegar un ojo, ni hablar.
    A la mañana siguiente dejamos Namibia escoltados por los tres sudafricanos que nos llevaron hasta el camping Toro donde solo el camping cuesta 80 pesos para que encima no puedas dormir porque a la noche irrumpen panchos por su casa los elefantes... y asi pase la segunda noche sin dormir, la noche siguiente se ve que lo elefantes se hab*an enterado de mi intención de agarrarlos con mi ojota número 39 y no molestaron tanto. Pero con la necesidad de dormir al menos un d*a nos mudamos al camping Kwalape que por finnnnnnn fue barato, algo de 35 pesos por persona y libre de elefantes e hipopótamos! Fue una noche feliz pero segu*amos luchando con nuestro colchón que solo dura inflado 3 horas
    Hoy nos venimos hasta Maun para meternos en el Okavango este fin de semana y una nueva: la incre*ble noticia de que no solo tenes que pagar el camping sino que tenes que pagar un permiso adicional para el Estado por dormir en esta provincia.
    Definitivamente no queremos pagar más! el presupuesto no nos cierra as*! por lo tanto los campos serán nuestros!!! cuando Blas no necesite de conexión nos meteremos a dormir en los campos o pediremos permiso en algún patio. Los precios de los camping se han puesto pensando en otro tipo de turistas....o me haré un cartel para regatear el precio: "Hola somos dos argentinos soñadores ¿usted sabe la realidad de nuestro pa*s. no nos tira una mano? No quiero vender mi cuerpo ( aunque si lo vendo por kilo hago negocio), con Blas trabajamos, pero no alcanza. No somos ladrones, somos viajeros y muy limpitos. ¡Con probar, no se pierde nada! S*gannos en nuestro Face: https://www.facebook.com/MundeandoElMundo
    None y Blas: campistas en África




  2. #2
    jan
    Forista Distinguido
    2,169

    Re: Peripecias campistas de dos argentinos en áfrica

    Si les gustó, este viaje sigue, aqu* va otro tramo. Saludo campista, Jan

    EL DELTA DE OKAVANGO!
    Mucho hab*amos escuchado de lo maravilloso que era el delta de Okavango y sab*amos que hab*a dos formas de conocerlo: volarlo o visitarlo en una canoa mokoro, que es un árbol ahuecado o en sus nuevas versiones de plástico. Nos decidimos a transitarlo por agua y fuimos un poquito mas allá: decidimos dormir en una de sus islas con todos los animales. Ahora seriamos visitantes, estar*amos en su lugar y nuestra única protección serian nuestras piernas que usar*amos para poder correr.
    El primer d*a nos dirigimos en una lancha hacia la aldea de donde parten las canoas, era muy temprano y hacia un frio bárbaro! Pero por suerte una pareja de sudafricanos que viajaba en la lancha nos presto su frazadita que con gusto aceptamos. Ya desde la lancha pod*amos ver como los caballos, las vacas y los burros se acercaban a beber del delta, y para nuestra sorpresa hasta vimos elefantes compartiendo el terreno con el ganado.
    Un poco después arribamos a la comunidad mokoro donde las casas son de paja o barro y hasta nos contaron que es muy fácil conseguir su casa en la villa. Primero vas con tu carpa y luego comenzas a construir tu casa y en dos semanas ya estas completamente asentado. Nuestro gu*a se encargo de acomodarnos en la canoa junto con nuestros bártulos y nos adentramos a la aventura. El gu*a va parado en un extremo y lleva con el un palo largo que le ayuda a clavarlo en el fondo del delta y hacer fuerza para impulsarnos y as* lo hace por casi dos horas hasta llegar a lo que él denominó área de camping, que radicaba en un lugarcito entre los arbustos, abajo de unos árboles, donde hab*a un lugar para hacer fuego y donde nuestro baño era un hermoso pozo en el piso. Sus palabras traducidas fueron: si ustedes tienen que ocuparse de sus asuntos luego deben taparlos, no es bueno que un amigo vea sus asuntos!
    Para cocinar nos dimos cuenta que no ten*amos fósforos necesarios y seriamos los únicos que pasar*amos la noche en la isla, as* que sab*amos que cerca hab*an otras personas que se estaban yendo..... y sucedió el milagro: nos regalaron una caja de fósforos! Luego de las indicaciones almorzamos y nos fuimos a refugiar del sol adentro de la tienda, para luego salir a recorrer la isla chica a la hora del atardecer donde vimos cebras, búfalos y el atardecer mas lindo que vi en mi vida, el cielo lleno de colores y un sol rojo espectacular.
    Al volver al camping aprender*amos sobre cómo combatir los mosquitos: nuestro gu*a nos mostró una planta que si te la frotabas los mosquitos no te pican, y además nos enseño que si uno quema excremento el humo los ahuyenta. Creer o reventar ningún mosquito se acerco. Mas adentrada la noche se vendr*a el hermoso juego de adivinar los sonidos, pod*amos o*r los leones cerca con sus rugidos, los hipopótamos, los impalas, el chapotear de las cebras en el agua y hasta el estomago de un elefante hambriento. Es inexplicable la sensación de sentirnos observados y no poder verlos. Nos explicaba nuestro gu*a que cuando hay fuego los animales no se acercan, as* que el hizo un súper fuego que duro toda la noche.
    Realmente toda la noche fue una flor de serenata! a la mañana siguiente antes de que salga el sol, nos empachamos y salimos a recorrer a pie la isla grande. Vimos elefantes, cebras, búfalos, ciervos, monos y jabal*es todo muy cerquita. El delta del Okavango sin duda fue una experiencia muy hermosa, estar en el territorio de los animales, durmiendo con ellos y escuchándolos. Si volábamos nos hubiéramos perdido esa magia.



  3. #3
    jan
    Forista Distinguido
    2,169

    Re: Peripecias campistas de dos argentinos en áfrica

    Dos jóvenes argentinos mundeando por el mundo

    Airelibredigital.com » Turismo joven
    Autor: Noelia López Pérez, Agosto 2013
    Primera parte - Somos Blas Vicco y Noelia López Pérez, dos argentinos soñadores de 31 años que hace 9 meses nos lanzamos a la aventura con un sueño muy grande: Dar la vuelta al mundo, sin importar el tiempo que tome. Nosotros viajamos despacio para sentir que vivimos un poco en cada lugar, nuestro estilo no es correr para sacarnos la foto t*pica y decir: aqu* estuve. Nos gusta mezclarnos y aprender de cada lugar, de su gente, sus tradiciones, músicas, comidas, etc. SIGUE: Dos jóvenes argentinos mundeando por el mundo - Revista de Camping
    Aqu* va con una foto preciosa de Paolo Crosetto (ver más en » 7 paisajes que parecen de fantas*a en África 101 Lugares incre*bles - )



  4. #4
    Forista Frecuente
    Lisandro Olmos, La Plata
    348

    Re: Peripecias campistas de dos argentinos en áfrica

    Voy siguiendo las aventuras de esta linda pareja que decidiò de las ganas, pasar a los hechos. Recièn pude ver ahora la primera parte, lo que me hace reflexionar mucho comparando con nuestro paìs. En realidad me inyecta m*s *nimo a tratar de recorrer la Argentina, a pesar de todo lo que a veces nos quejamos, desde el clima hasta la organizaciòn o infraestructura y precios del tipo de turismo que elegimos. Les deseo suerte y ojala disfruten mucho y nos sigan contando, que todo se aprende. Saludos, Oskar

  5. #5
    jan
    Forista Distinguido
    2,169

    Re: Peripecias campistas de dos argentinos en áfrica

    Dos jóvenes argentinos mundeando por el mundo 2

    Airelibredigital.com » Turismo joven
    Autor: Noelia López Pérez, Septiembre 2013
    Segunda parte – La Editorial realizó algunas preguntas para ampliar aspectos no contemplados en la primera que recomendamos leer previamente (ver más arriba). Y como apertura reproducimos unas palabras de Blas explicando sus motivaciones para andar mundeando por el mundo: "Viajar me permite llenar mis ojos con colores nunca antes vistos, el color de la simpleza de una mañana clara frente al mar, o la hermosa tonalidad de rosados que el sol pinta en la salvaje Botswana, cuando se derrumba en el horizonte. Viajar alerta mis sentidos para que se sensibilicen con aquello que desconozco, los entrena como un musculo para estar atentos a nuevos est*mulos. Vivir es experimentar para aprender, para enriquecernos del mundo, de lo otro que creemos fuera de uno"
    Leer la nota aqu*:
    Dos jóvenes argentinos mundeando por el mundo 2 - Revista de Camping







  •