No crean que en las juntadas o encuentros de campistas, lo único que hacemos es comer, tomar y divertirnos (lo que por supuesto no está nada mal tampoco) sino que en cada ocasión algo se hace para mejorar nuestro conocimiento de los lugares visitados. Por ejemplo, en el último encuentro en Carhué (abril 2013), la visita a las ruinas de la ex Villa Lago Epecuén nos significó a todos sensaciones fuertes y diversas. Aqu* les regalo las de Mary, que se tomó el trabajo (sin ser ducha en estos menesteres pero s* muy inquieta) de dejar sus propias impresiones plasmadas en este video que nos ofrece, y que considero califica para ser incluido como otro "cacho de cultura":
http://www.youtube.com/watch?v=O0dr-OPxqsY (pongan sonido que la música s* importa)
Un saludo orgulloso de su compañera de vida, Jan