Capítulo Extra: Prácticas de bajo impacto

Capítulo Extra: Prácticas de bajo impacto

La filosofía básica es "No deje signos de que usted haya estado alguna vez en el lugar"

Planificación de una salida

  • Planificar las salidas para 10 ó 12 personas -o menos si es posi­ble. Los grupos grandes generan mayor impacto que varios peque­ños: es más difícil manejar el grupo y encontrar buenos sitios de acampe, y es más problemático el tema de los desechos. Si el grupo es mayor, tratar de ir a campings organi­zados con ciertos servicios (baños, mesas, caminitos, etc), prepara­dos para recibir mucha gente.
  • Llevar comida liviana y nutritiva, en bolsitas de nylon u otros envases que pueden quemarse fácilmente o llevarse de vuelta. Trate de dejar en su casa la comida enlatada o embotellada. Las botellas y latas vacías y el aluminio deben llevarse de vuelta: no deben ser enterrados, ni se queman.
  • Lleve una o dos bolsas para residuos, para recoger su basura y la que otros puedan haber dejado. También lleve una palita de mano o algo similar, para enterrar las deposiciones.
  • Evite a toda costa introducir especies exóticas al área que va a visitar.

Al caminar

  • Caminar en fila sin salir del sendero. Caminar dispersos usando el borde del sendero, aumenta la erosión y altera el lugar.
  • Evitar caminar sobre suelo anegado. El suelo cargado de agua es mucho más susceptible de deterioro.
  • Salir sin mascotas (perros, gatos); los perros, por ejemplo, son por naturaleza predadores, y van a tender a perseguir y moles­tar ejempla­res de la fauna.
  • Mantener lo más bajo posible el nivel de ruido. Los ruidos extra­ños alteran el comportamiento de la fauna, y deterioran la calidad de la experiencia en la naturaleza, para usted y los otros visitantes.
  • No cortar camino en los zigzags o caracoles. Circular por la línea de máxima pendiente produce un alto grado de erosión del suelo. Los "atajos" se erosionan severamente. ¿Cuál es su apuro?
  • Hacer los descansos fuera de la picada y en lugares con poca vegetación. Hacer los descansos sobre la picada obliga a otros caminantes a salir de la misma para pasar.

Si se debe caminar en zonas donde no hay picadas

  • Como regla general, debe caminarse por los senderos, pero en ocasiones se transita por áreas sin ellos. En ese caso:
  • Dispersar el grupo y no caminar en fila. Caminar en fila donde no existe picada, crea nuevos senderos en áreas pristinas donde no son convenientes.
  • Elegir zonas de superficies durables, como roca, pedreros o cursos de arroyos secos.
  • Si se camina fuera de picadas, no señalizar (con cintas u otros objetos colgados o amarrados, o con machetazos en los árboles). Eso produce impacto visual negativo en un área silvestre, que hay que atravesar sin dejar marca; por algo no existen picadas.

Acampe

  • Acampar en lugares permitidos; en las zonas libres muy frecuenta­das, hacerlo sólo en lugares ya impactados con anterioridad.
  • En lugares poco frecuentados, sólo acampar en sitios libres de vegetación. Dispersar las actividades en el sitio de acampe, para no pisotear en exceso ningún punto.
  • Nunca acampar en sitios ligeramente impactados, así se recuperan.
  • En el sitio de acampe, usar calzado de suela blanda como zapati­llas o alpargatas.
  • Evitar el pisoteo de la vegetación.
  • Tratar de acampar cerca de pequeñas elevaciones con algo de bos­que. Esos sitios algo elevados son más cálidos que las orillas de arroyos o los pastizales húmedos, donde a la noche baja aire frío. También suelen tener menos insectos, y menos vegetación delicada sensible al pisoteo. Y se evita interferir con la fauna que necesita acercarse al agua.
  • Disponer el campamento de manera que sea escondido por árboles, arbustos y rocas. Eso va a aumentar la sensación de soledad y privacidad en otros.
  • Si se acampa en áreas altas, no va a tener que hacer canaletas alrededor de la carpa. Las canaletas pueden comenzar erosión y dejar cicatrices muy duraderas. Trate de quedarse en un sitio no más de 4 días, para minimizar la acumulación de basura y evitar dañar la vegetación y suelo del sitio.
  • Dicen que "los buenos sitios de campamento no se hacen, sino que se encuentran". Adáptese Ud. a la naturaleza y no adapte la naturaleza para Ud... No construya estructuras, como círculos de piedra alrededor del fuego, "camas", bancos, repisas, etc. No corte plantas verdes. Antes de irse del lugar, revíselo y asegúrese que no quedan rastros de su visita.
  • ¿Campamentos o playas de estacionamiento? Evite llevar innecesariamente su vehículo hasta la carpa, deteriorando la vegetación y el suelo. Tampoco lave vehículos en los cursos o cuerpos de agua o en sus orillas.
  • Si acampa en un área donde están permitidos los perros, manténga­los siempre controlados, y atados el mayor tiempo posible. De todos modos, trate de no llevar perros a las áreas silvestres.

Fuego

  • Siempre lleve un calentador liviano, y trate de no hacer fuego.
  • Si tiene que hacer fuego, y sólo si está permitido, trate de usar un sitio de fogón ya usado en vez de inaugurar uno nuevo.
  • Usar leña seca y caída que pueda cortarse a mano. Los grandes troncos son hábitat de muchos organismos. No cortar leña en pie (ni verde ni muerta).
  • Si quema basura, luego llévese los restos que no se han quemado.
  • Haga el fuego no demasiado lejos del agua.
  • Si va a un sitio no usado antes, elija un punto alejado de árboles y arbustos. Trate de hacerlo sobre suelo inorgánico. Si no puede conseguir ese tipo de suelo, saque las ramitas y hojaras­ca hasta que llegue al suelo "desnudo", y acumúlelas para usarlas luego en el fuego. Resista la tentación de construir un círculo de piedras. Puede usarse una o dos piedras para soste­ner las ollas, pero un círculo completo no es necesario, y no evita que un fuego se escape.
  • Nunca haga un fuego al ladito de una gran roca, porque el humo la va a ennegrecer; o en un pastizal o mallín, donde la cicatriz va a permanecer. Seleccione un punto arenoso o de suelo muy duro.
  • Alimente el fuego de a poco, para evitar quemar la vegetación circundante. La leña chica es preferible porque se quema com­pletamente y proporciona un sustrato de brasas limpias y bien calientes; y cuando se vaya del lugar, no va a dejar troncos semiquemados.
  • NUNCA deje el fuego sin atender.
  • Fume sólo en lugares seguros. Queme o llévese de vuelta los filtros.

Aspectos sanitarios

  • En áreas sin baño ni letrina, que cada individuo haga un pocito de unos 20 cm de profundidad (si no tiene palita, se puede hacer con el pie), a por lo menos 60 m de cualuier curso o cuerpo de agua, y cubra las deposiciones con suelo. Luego, lávese las manos pero no en el arroyo o el lago . No orinar cerca del agua, el campamento o los senderos.
  • Para un grupo, excavar una trinchera de unos 30 cm de profundidad y no más de 30 cm de ancho, a por lo menos 60 m del agua, el campamento o el sendero. Luego de cada uso, cubrir las deposi­ciones con suelo y apisonar con el pie o la palita. Cuando los desechos lleguen hasta unos 10 cm de la superficie, llenar la trinchera y camuflarla con piedras, hojarasca, etc.
  • Usar papel higiénico biodegradable, blanco y no perfumado.
  • Hasta los jabones biodegradables contaminan el agua y dañan a los peces y otra vida acuática. No lave en los arroyos o lagos. Lavar la vajilla o la ropa lejos de cuerpos o cursos de agua, con jabón blanco. Hacer un pocito y tirar allí el agua jabonosa. Al irse del lugar, rellenar el pocito.
  • No enterrar la basura. Llevarse de vuelta hasta el último pedacito que no se haya quemado. Si planeó bien las cosas, va a tener poca basura que llevar de vuelta.
  • Las tripas de pescado, enterrarlas en el pocito o letrina explicada más arriba. Nunca las deje tiradas en la orilla ni las tire al agua. Ensucian el área, y facilitan el contagio de parásitos.

Cabalgatas

  • Usar la menor cantidad posible de caballos. Además, aplique las recomendaciones para transitar por senderos, ó por áreas sin sendero (a campo traviesa). (Ver "Al caminar" y "Si se debe caminar en zonas donde no hay picadas").
  • Evite los sectores ó los períodos del año con el suelo saturado de agua, o con mallines, surgentes o vertientes. El suelo húmedo es muy severamente impactado por los caballos.
  • Haga que sus animales tomen agua en vados o lechos rocosos o pedregosos, evitando las márgenes o barranquitas de cursos de agua con suelo blando. De ser posible utilice bebederos o déles agua en un balde.
  • En las paradas, atar el caballo a un buen árbol de no menos de 20 cm de diámetro. Los árboles más pequeños son más blandos y se dañan fácilmente por el tironeo y la abrasión de las riendas. Envuelva la soga dos veces alrededor del tronco antes de atar el nudo, así disminuirá el daño a la corteza (los movimientos del caballo no moverán la soga). Elija un sitio seco y resistente al pisoteo.
  • Si el caballo debe estar atado mucho tiempo, estire bien una rienda o una soga (bien arriba de la cabeza del caballo) entre dos árboles grandes, en un sitio seco. Ate el caballo al "riel" de rienda o soga así se puede mover libremente (reduciendo la tendencia a piso­tear un punto o dejar cicatrices en los árboles).
  • Si puede, es preferible manearlo, lo que permite que el caballo pastoree en un área mayor, sin deteriorar un punto. Si lo ata por medio de una estaca al suelo, mueva al animal a menudo, y saque las estacas cuando se vaya.
  • Los animales que están pastando o atados por largo tiempo, deben estar alejados por lo menos 50 metros de lagos, arroyos y campamentos, para evitar contaminación de aguas, excesivo pisoteo de vegetación y suelo y situaciones desagradables (excremen­tos, orina).
  • Disperse las acumulaciones de bosta con un palo, para acelerar su descomposición, y mejorar el aspecto en que deja el área.
  • En las paradas (aunque sean cortas) ate los caballos fuera de la picada, por consideración a los otros usuarios y para evitar desgaste excesivo del sendero.
  • Si es posible y aconsejable [1] , utilice llamas en lugar de caballos -su impacto es mucho menor.

Cortesía

  • Si se encuentran en un sendero gente a caballo y caminantes, estos últimos deberían esperar el paso de los caballos saliéndose del sendero ladera abajo, y sin hablar fuerte, hasta que pasen los caballos.
  • En las áreas silvestres, las radios, grabadores, instrumentos musicales muy fuertes, y los gritos permanentes, están fuera de lugar. Además, si cuida estos aspectos va a ver más fauna.

[1] en áreas con guanacos, deben utilizarse animales castrados, ya que pueden hibridarse.

Aporte de: Claudio Chehébar

Anunciá en ACAMPANTE.com