Novedades del Club

Humor Campista

Nos llegó un toque de humor de un socio que les ofrecemos: 12 tipos de campistas

Clasificación de los principales especímenes a encontrarse en cualquier camping, diseccionados según sus artes, saberes, papelones y costumbres campamentiles.

1. El inmaterial: La carpa está ahí desde antes y hasta después, pero nunca vimos a su dueño. Tampoco huele a difunto si nos acercamos. ¿La montó el del camping para que no parezca vacío? No, pues van variando sus rastros exteriores (restos de comida, ropa tendida, etc.) que por otra parte... ¿en qué momento se movieron? En el vestuario oímos a alguien en una ducha... ¿Será?

2. El involuntario: Viajó a su pesar, arrastrado por el 'qué dirán' o por coacción física directa. Complotará siempre contra el solaz de quien le llevó y del resto de los acampantes, que no estarán para nada campantes. Si es niño, se le reconoce por los berrinches. Si no, también, aunque negará su hinchapelotez. Y si ha ido en pareja, volverá separado y probablemente a dedo.

12-tipos-de-campistas-01

3. El novato (¿Y esto dónde va?): Fácilmente identificable cuando utiliza los implementos para fines equivocados. Todo lo hace mal, lo lleva mal, lo tiene mal. Cuanto no le sobra, le falta. En grupo la impotencia es mayor, pudiendo retirarse a las horas. Cronometrarlo armando su carpa sirve para apuestas, aunque ya usan unas instantáneas de supermercado... que se inundarán a la primer garúa.

4. El despistado: Si viaja sólo, lleva un tablero de ajedrez, grande y de madera. Si es mujer, va con tacones a la montaña. ¿Bolsa de dormir? No, qué... ¿hace falta? No entiende que los autos ejerzan su derecho a NO llevarle cuando haga dedo. Y bajo las estrellas del desierto, nos apena ver en sus cabecitas de novios el gesto hambriento de quien llevó para comer una tarjeta de crédito.

5. El producido: Sólo ha visto por TV o en el cine lo que es dormir sin paredes. Va entonces camuflado, con cuchillo de Rambo y distintos elementos estrambóticos comprados para tareas sencillas. Marcha como a su propia guerra... y regresa un poco frustrado de lavar sus calzoncillos. Atrinchera su barraca junto a un mangrullo, y acto seguido limpia sus armas. Por los bichitos, claro.

6. El vehemente (Dejá, dejá, yo sé): Inexperto pero tenaz, debe aparentar con su novia ó ante el fantasma de su padre que lo aconseja por inútil. Emerge de sus errores como Maxwell Smart sacudiendo el saco. Tala un bosque a la noche para tener leña en el desayuno, y no le enciende porque la dejó al rocío. Luego, puede olvidar detalles como cerrar la carpa ó apagar el fuego.

7. El experimentado: Curte un perfil bajo y se dedica a lo suyo, pero si alguien le pide una ayuda tiene la herramienta o el conocimiento adecuado. Sólo o acompañado, su carpa es la única que no se moja en los tsunamis. Tiene todo tan premeditado que nos consuela creerlo un maldito obsesivo. De envidia, claro, pues su fuego tira bien mientras nosotros sólo provocamos humo.

8. "The survivor": Utiliza implementos que reconoce "no diseñados para el acampaje 2.0" y aún así logra arreglárselas adaptando todo a sus necesidades. Como MacGiver, con un paraguas, dos bandas elásticas y un perchero te arma la carpa iglú y una parrilla. Lleva utensilios en billeteras, morrales o baúles, desde una tachuela a un compás. Lo que no entendemos es que se haya venido sin carpa...

9. El colectivo grupal: Puede ser una familia, una excursión de scouts o distintos amigos con varios autos. Todo puede esperarse aquí, desde una relajada ronda de mate hasta una pelea con puños, pasando por el "¡Uuy, olvidamos a Gaby en el refugio!". Tratan de organizar sus tareas, y sólo repetirán la experiencia si el resultado fuera satisfactorio... (¿cómo que yo? ¿no traías vos la guitarra?).

10. El fatiga-tunning: Nunca es uno sólo, y una vez instalados, jamás pasarán la puerta del camping hasta llegado el día de irse. Hacen campamento gitano, y ponen la radio desde la mañana a la noche, generalmente muy alta para gritarse mejor de cerca. Aparentan ignorar al resto del camping, que no entiende porqué se vinieron de tan lejos a hacer lo mismo que si se quedaban en su conventillo.

11. El turro: Además de encuadrar en alguna de las tipologías mencionadas, alguien puede también superponerse otra, por ejemplo en este caso: el turro puede tapar con fideos la pileta de lavar ropa, defecar por afuera del inodoro, ó hablar a los gritos en plena madrugada. Y si con suerte es echado del camping, lo considerará "discriminación". Cosa que a sus ex-víctimas nos importará poco.

12. El expansivo: Aunque sobre espacio y escasee gente, acampa pegado a tu carpa, como si eso espantara al monstruo de abajo de la cama (que en los campamentos no suele haber). Lo mismo hace en la playa con la sombrilla. Y charla con quien vea, donde sea, aún si te estabas besando con tu pareja. Esta categoría tampoco es incompatible con otras. De hecho, se cree compatible con todos.

Textos: unServidor / Dibujos: elProfe

22 de Abril de 2009 | Comentarios: (4)
Compartir:

Comentarios

¡¡¡Qué bien!! ¡Mamáaaaaaaaaaa mira somos famosos!
Se agradece la publicación :)

El Profe | 24-04-2009

JAAAJAJAJAJAJJA gran descripcion!!!

A_REQUENA | 25-04-2009

Excelente clasificación!!!

Mona L | 25-04-2009

Mas que humor, es muy parecido a la realidad......
Genial

Manu | 09-06-2009

Completá el formulario para dejar tu comentario

Anunciá en ACAMPANTE.com